miércoles, 28 de abril de 2010

CAMBIO DE COLORES... Y MOSQUITOS TALIBANES

Ya salió el Sol.

Quizá este año hemos tenido que esperar algunas semanas más de lo normal para verlo lucir en todo su esplendor, pero desde hace ya algunos días gozamos de la compañía del astro rey propio de esta época del año en este particular enclave geográfico.

Puedo apreciar en mis aún mediocres rodajes vespertinos una nueva gama de colores que inunda los campos, pintándolos de verde y amarillo, y entre los que destaca el rojo intenso de las amapolas. No puedo evitar distraerme mirando a un lado y a otro, contemplando cómo ha cambiado el paisaje en tan sólo unas semanas y, sobre todo, pensando en que hemos vencido al invierno y que, como los colores, todo pasa y cambia a mejor.

Como no todo puede ser de color de rosa, o en este caso de color rojo-amapola, la entrada de esta nueva estación tiene un particular aspecto negativo: la llegada irreversible de los mosquitos talibanes. Para quien no tenga el dudoso placer de conocerlos, esta tipología de insectos puede ser tu peor enemigo y responde a las siguientes características:

1- Se alimentan de corredores ingenuos, presentando una clara predilección por los fluidos oculares.
2- Poseen un radar de alta generación para detectar a sus víctimas.
3- No dudan ni un instante para inmolarse en la cara de cualquier corredor.
4- Si tratas de despistarlos es mucho peor, acuden en bandada para impactar en tu cara.
5- Las nuevas generaciones poseen estrategias para sortear las gafas.
6- Su velocidad de choque es directamente proporcional a tu velocidad de carrera.
7- Siempre hay alguno que ataca directamente a la boca, y acierta.
8-...

Peligrosos, sin duda.

1 comentario:

Tú sabes quién soy yo, para estar en igualdad de condiciones, por favor FIRMA TU COMENTARIO.