sábado, 30 de enero de 2010

REFLEXIONES DE UN COJO TEMPORAL

Dicen que uno sólamente llega a valorar realmente las cosas cuando las pierde... y eso es cierto.

Sentado en mi escritorio y tratando de concentrar la atención en el tema que tengo que estudiar esta semana, no puedo evitar dirigir la mirada a través de la ventana. Observo las vistas privilegiadas de las montañas lorquinas y el más absoluto silencio, únicamente roto por el suave soplo del viento que mueve las escasas nubes modificando constantemente el paisaje.

 Centrando un poco más la vista, se adivina una estrecha senda por la que cada pocos minutos pasa algún "loco" trotando o caminando rápidamente: es la senda que une el Castillo de Lorca con el Cejo de los Enamorados. No puedo evitar que se agolpen en mi cabeza los cientos de veces que he corrido por ese lugar, luchando conmigo mismo, ya sea con viento, con lluvia o con 40º de temperatura; obsesionado por arañar unos segundos al crono y llegar a casa exahusto... pero satisfecho.

Hoy, desgraciadamente, tengo que conformarme con mirar desde la ventana y recordar tiempos pasados. Me vienen a la memoria aquellas veces que no he entrenado porque: "no me apetece", "hace frío", "ya es tarde", "con lo bien que se está en el sofá...", "mañana...",...

Por eso, y si quieres un consejo, disfruta de las pequeñas cosas ya que nunca sabes lo que van a durar... (¿aprenderé yo la lección?)

Bueno, te pido disculpas por toda esta "diarrea mental", será la enajenación mental transitoria. Cierro ya la ventana y me pongo a estudiar... ¡que ya está bien de perder el tiempo!

domingo, 24 de enero de 2010

FUERA DE COMBATE.... un mes en la nevera.

Medio Marathon de Santa Pola.  24-ENE-2010

A tres semanas de comenzar la liga española con un World Ranking Event, todo preparado para realizar una media inolvidable ante más de 7000 corredores....

No pudo ser. Durante el calentamiento un bordillo traicionero hizo retorcerse mi pie derecho que gritó un "crack" que auguraba lo peor. Horas más tarde se confirmaba: fractura del 5º metatarsiano.

Ahora descanso obligado con, al menos, dos semanas de escayola y luego un proceso de recuperación en el que habrá que curar bien la lesión y volver a comenzar la pretemporada.

Tiempo de desconexión que servirá para volver a resurgir con más ganas y ambición que nunca.

Es el deporte, con sus grandezas y sus penurias.



domingo, 17 de enero de 2010

RUTAS DE MONTAÑA

Pues sí, hoy Domingo y para terminar bien la semana tocaba una rutilla de montaña, de esas de apretar un poco los dientes y notar la progresiva y dolorosa tensión en los gemelos.

La opción elegida finalmente ha sido una subida a la Peñarrubia por la rambla de los 17 arcos, para bajar después por el emblemático Cejo de los enamorados. Dicho de otro modo, en torno a 18.5km con unos 1000 metros de desnivel positivo.



Ruta muy interesante con unas vistas increibles del término municipal,  y que se hace bastante dura debido a los 105´ invertidos y a la subida mantenida que va desgastando poco a poco.

Ahora se presenta una semana importante, con entrenos ambiciosos y terminando con una Media Marathon en Santa Pola, en la que iré a sensaciones rodando próximo a 4m/km.

¡Hasta entonces!

martes, 12 de enero de 2010

COMENZANDO EL AÑO.... con una media.

¡Hola de nuevo!

Estando aún patentes las negativas consecuencias de los "irremediables" excesos de la navidad (o como algunos se empeñan en denominar: vacaciones de invierno), tuvo lugar la XXII edición de la Media Marathon Ciudad de Lorca. Un circuito totalmente urbano y cerrado al tráfico, por las principales calles de mi ciudad y con más de 800 participantes eran unos ingredientes que nos hacían ser optimistas sobre la calidad de la prueba.

La meteorología no había acompañado los días anteriores, de hecho, la noche previa cayó una "helada" impresionante que casi me deja sin correr al no poder arrancar el coche por la mañana. Como no podía ser de otro modo, el día en cuestión se presenta adecuado, frío pero luce el sol después de algunos días

Durante el calentamiento busco sensaciones trantando de subir un poco la temperatura  y charlando con mis padres que también iban a tomar la línea de salida. Todo estaba a punto.

La carrera se desarrolló con normalidad, ritmo cómodo que me permitía disfrutar e ir pasando a corredores, controlando muy bien las sensaciones. Hasta el km. 17 todo marchó de maravilla, a partir de ahi comencé a notar bastantes dolores musculares que me hicieron aminorar un poco el ritmo, pero perdiendo tan solo 8-10" por kilómetro.

En la llegada el crono se detuvo en 1h25´13", marca aceptable para la altura de temporada en la que estamos.

Estas semanas seguiremos trabajando para la próxima cita: 24-ENE Media Marathon de Santa Pola.