martes, 15 de febrero de 2011

BALIZAS, BALIZAS, BALIZAS.

Han pasado un par de semanas desde la última torcedura en el pie derecho, y parece que ya estamos en condiciones de retomar el entrenamiento de forma más o menos normal. Aunque aún molesta un poco la parte externa, los apoyos en carrera ya parecen más naturales.
Con tiempo para reflexionar, una de las principales conclusiones a las que he llegado es que debo incluir en mi planificación un programa de ejercicios para fortalecer la articulación de Lisfranc, así como buscar algún tipo de vendaje que me sirva para proteger el mediopié en los entrenamientos más exigentes.

Es posible que, desde la fractura del 5º metatarsiano hace un año, toda esa zona se encuentre debilitada y susceptible de sufrir inestabilidad en los apoyos dinámicos. Dos esguinces en esta articulación en tres meses hablan por sí solos.

De nuevo motivación a tope, deseando hacer controles y con la vista puesta en Utiel, donde habrá que llegar lo mejor posible.

Agenda:

Jueves: entrenamiento Sun-o en Coto Cuadros.
Domingo: liga regional en Pantano de Santomera.

1 comentario:

  1. Me alegro de que hayas favorablemente.
    Nos vemos en la salida del Domingo, porque en el bosque se hace dificil verte de lo rápido que vas. ;)
    Cuida ese tobillo Campeón!

    ResponderEliminar

Tú sabes quién soy yo, para estar en igualdad de condiciones, por favor FIRMA TU COMENTARIO.