lunes, 4 de marzo de 2013

Trofeo Jaén, paraíso interior

  En tan sólo una semana y sin ni siquiera salir de Andalucía, pasamos de "arena y playa" en Barbate (Cádiz) a "rocas y nieve" en Villacarrillo (Jaén). El temporal que azotaba la península durante la última semana y la altitud de la zona de carrera (1400 m.) hacían presagiar que podríamos encontrarnos con "algo" de nieve en las partes más altas del mapa, pero yo ni me imaginaba que tendría que pelear con hasta medio metro de nieve en algunas zonas. Sin duda, un marco incomparable.

Disfrutando de la nieve antes de salir

----- Sábado, larga distancia -----

  El primer día, en la prueba de larga distancia, me tocaba el dudoso honor de ser uno de los primeros corredores en tomar la salida. Ya de camino al primer control me doy cuenta de la cantidad de nieve que hay en la ladera y lo realmente dura que se va a hacer la carrera.

  Me lo tomo con calma, y en muchos lugares me toca  ir "abriendo trocha" con el consecuente peligro añadido de pisar sin saber qué hay debajo de la densa capa de nieve. Decido no arriesgar, hay algunas zonas que me parecen muy peligrosas y no merece la pena darse una buena torta en esas condiciones. Casi no cometo errores, y aunque voy bastante lento, termino la carrera tocado muscularmente. 

  No consigo un gran resultado, pero sin ninguna duda es una de esas carreras donde te diviertes mucho, de esas que se te quedan grabadas en la memoria, ¡no todos los días podemos correr con nieve en España!


----- Domingo, distancia media -----

  Corrían rumores sobre la complejidad técnica del denominado "triángulo de la Fresnedilla" desde las semanas previas. Incluso el cartógrafo (que en esta ocasión hizo un gran trabajo) había avisado de que se podían perder auténticas minutadas si no se "hilaba fino" en esa zona.
  Nada más entrar en la zona en cuestión, me doy cuenta de que no se había quedado corto y, por momentos, me parecía haber salido de España y estar en los complejísimos bosques de "La Fèclaz" (Francia) donde hace un par de años el mejor orientador de todos los tiempos conseguía un triplete ante su público.


  No cometo errores muy grandes, pero la dificultad de la zona, las numerosas rocas, piedras y cortados, y la nieve, hacían que la velocidad de pseudocarrera fuese mínima. Un auténtico reto.

  En la general termino en la 7ª posición, después de haber disfrutado mucho en ambas carreras. 



  Ahora un poco de descanso, seguir cuidando el tendón que se volvió a resentir después de la paliza y este fin de semana Trofeo Internacional Murcia Costa Cálida, muy cerquita de casa. Además, con un cartel muy sugerente...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tú sabes quién soy yo, para estar en igualdad de condiciones, por favor FIRMA TU COMENTARIO.