martes, 28 de octubre de 2014

Martin Kronlund: ¡La que ha liao´ el pollito!


  Primero de todo una reflexión. Todos sabemos lo difícil que es organizar un evento (especialmente de Orientación) y que cualquier detalle, por minúsculo o insignificante que parezca, nos puede echar al traste el arduo trabajo que con la máxima ilusión, de forma totalmente desinteresada y con la mejor de nuestras intenciones, hemos llevado a cabo durante muchos meses. Quitar los controles antes de tiempo, publicar en internet el recorrido del día siguiente, equivocarse con los cajones de salida, imprimir mal los mapas, dar el mapa del segundo día el primero, colocar un control desplazado, que se caiga el sistema informático, que no tengas los trofeos a tiempo... son cosas que nunca nos vamos a plantear que nos puedan ocurrir a nosotros... ¡hasta que ocurren! Y no lo entiendes, porque parecen cosas tan básicas que es imposible que ocurran. Pero ocurren, y por desgracia ya hemos tenido más de una desagradable experiencia de este tipo. ¿La solución? Yo no la se.

  Pero hay algo que me resulta curioso y que, por segunda vez esta temporada, he tenido la ocasión de comprobar. Es lo que hace grande a este deporte. Aunque la gente haga "tropecientos" kilómetros para venir a competir, se esté jugando cosas importantes o simplemente quiera disfrutar de su carrera con normalidad, cuando pasa una cosa de este tipo, en lugar de cabrearse (ojo, con razón) y cebarse con la organización, la actitud y el clima que se respira es todo lo contrario, es de empatía, comprensión y cariño hacia el organizador, porque al fin y al cabo son compañeros y ¿quien sabe si mañana nos puede pasar algo parecido a nosotros? Por esto, hay que ser cauto. No digas nunca "de este agua no beberé"... ni "este cura no es mi padre". 

Martin Kronlund, el "padre" de la Orientación en España.

  Este fin de semana se celebraba en Hoyo de Manzanares (Madrid) la XXIV edición del Trofeo Internacional Martin Kronlund, un campeonato que tradicionalmente había sido uno de los principales eventos de nuestro país, pero que en los últimos años anda (o andaba) de capa caída.

  Un resfriado durante la semana me había tenido bajo mínimos, así que no llegaba demasiado motivado para competir en esta última prueba de Liga Nacional, pero sí con ganas de disfrutar de los bonitos terrenos que esconden los alrededores de la capital.


----- Sábado, larga distancia -----     10.1k, 330m, 28c
Fragmento mapa larga distancia.
Error de minutada en el control 11.
  Al tomar la salida salgo controlando para ir entrando poco a poco en el mapa. Empiezo bien hasta un pequeño error paralelo en el control 5

  Llega uno de los tramos largos (control 7), en el que creo haber hecho una buena elección de ruta, pero al llegar a la última parte me doy cuenta de que estoy perdiendo tiempo en la "maraña" de cortados y piedras. Fallo también en el control 8 (no entiendo muy bien la zona) y empiezo a desanimarme un poco.

  Aunque la "cagada" gorda estaba por llegar al final del control 11. Me aproximo bien a la zona pero luego no entiendo nada en la ladera. Intento relocalizarme constantemente pero soy incapaz de interpretar la zona. 

  De ahí en adelante termino la carrera pensando en los puntos para el club, ya que nos estábamos jugando el subcampeonato, pero bastante tranquilo.

Mapa con track.
Resultados (8º).


----- Domingo, distancia media -----     4.4k, 100m, 22c
Fragmento mapa distancia media.

  El domingo la historia iba a ser distinta. Un buen mapa, con una muy buena cartografía y un recorrido muy nervioso con constantes cambios de dirección eran ingredientes más que suficientes para conseguir una carrera muy pero que muy divertida.

  Pese a un par de pequeños errores en los controles 2 y 4 por no afinar el ataque, consigo hacer una carrera bastante limpia en la que sólo faltó tener un poco más de ritmo para haber estado entre los mejores.

  Especialmente interesante el tramo 6-7 donde era fácil pasarte de velocidad y acabar en otra vaguada intentando relocalizarte.


Resultados (6º).


  En resumen, un fin de semana un poco atípico donde el sábado me quedó una sensación rara (que mejoró enormente a partir de las 18.00) y el domingo disfruté como un enano en una distancia media que no quería que terminara. 6ª posición en la general.

Clasificación final Hombres Élite (Top10)

Último control de la carrera de larga distancia.

  Con esta prueba también damos por concluida la Liga Nacional 2014, una liga también "rara" (como los últimos años) donde por 2º temporada consecutiva tengo el honor de ser Sub-campeón de Élite y donde el club Lorca-o "in extremis" consigue también la 2ª posición de la división de honor.

Ranking final Liga Nacional 2014.

  Agradecer también a Jose Ángel Ayala y Deportes Cope Lorca, que de vez en cuando tengan un hueco para hablar de Orientación en la radio. Por mi parte, siempre intento dar la mayor difusión a nuestro deporte en los medios que se interesan. Os dejo la entrevista, a partir del minuto 17:15 de programa.


Entrevista en Deportes Cope Lorca.

lunes, 13 de octubre de 2014

Trofeo Nazaríes: ¡volvemos al podium!

Podium de Hombres Élite (fotografía de Juan D. Pérez Caballero).

  Después de una semana un poco complicada en la que me costó algo más de lo esperado recuperar la musculatura de la Al-Mudayna (¡qué dolor de piernas!), llegaba la penúltima prueba de Liga Nacional: el Trofeo Nazaríes de Granada.

  En esta 4ª edición del trofeo nuestros compañeros del club Veleta-o nos tenían preparadas dos interesantes carreras en el paraje de la "Hoya de Guadix" un terreno bastante complicado por la gran abundancia de barrancos, cárcavas, cortados,..., pero que a mí me suele ir bastante bien. 

  ¡Y así iba a ser!


----- Sábado, distancia LARGA -----     10.8km, 480m., 28c.

  A priori esperaba una carrera que se podía hacer bastante dura por el tipo de terreno y, sobre todo, si pegaba fuerte el Sol. En cambio, se presenta una mañana fresca, ideal para correr. 

  Tomo la salida y consigo meterme rápido en el mapa. No obstante, se me va un minuto a la entrada del control 2. A continuación llega un tramo bastante largo y decido ir por abajo corriendo todo lo que puedo. Intento no complicarme la vida en los siguientes y busco el ataque más fácil en el tramo largo hacia el control 8.

  Sigo sin errores y camino al control 15 me junto con Luis Sánchez que había salido unos minutos delante. Vamos bastante rápido pero se nos va la pinza de camino al control 17 y perdemos casi 2 minutos. La última parte es sencilla, y se agradece correr con alguien para mantener el ritmo, ya que a los últimos controles llego un poco justito.

Llegada de la Larga Distancia (fotografía de Juan D. Pérez Caballero).

  Satisfecho en general con mi carrera, siempre con algunos aspectos que mejorar, pero contento con las sensaciones físicas y la lectura del mapa.

Mapa distancia LARGA.


----- Domingo, distancia MEDIA -----     4.8km, 225m., 23c.

  Para el domingo nos desplazábamos hasta Benalúa, una zona aún más técnica y con más detalle, por lo que la escala sería de 1/7500.

  Al tomar la salida, durante el "viajecito" hasta el triángulo de salida, miro un poco el recorrido y me sorprende ver una primera zona bastante sencilla. Por ello, intento llevar un ritmo exigente y no meterme en problemas. Pierdo unos segundos en el control 5 (que estaba desplazado al noroeste) y entro en la zona técnica llegando al control 7 (un agujero que no existía).

  Cometo el primer error en el control 10, no mas de un minuto, y sigo dando zapatilla hasta el final. No me resulta complicado y, salvo unos segundos en el control 20, no cometo más errores.

  Termino muy contento, a menos de 2´ del ganador Antoñiko (el toro de Halden). Es una de esas carreras en las que te diviertes mucho y tienes la sensación de haber ido rápido todo el tiempo.

Mapa distancia MEDIA.

Clasificación final Hombres Élite (Top10).
  Estupendo balance del fin de semana que me deja el 2º podium de la temporada, en un tercer peldaño sólo por detrás de dos auténticos cracks. Muy buenas sensaciones y una dosis importante de motivación de cara a la última cita de la liga dentro de dos semanas en Madrid, aunque aquello... ¡será otra historia!

martes, 7 de octubre de 2014

Al-Mudayna 2014: ¡Qué duro es ser centuriÖn!


  Hace ya un par de meses que había echado el ojo a esta carrera. Me habían hablado de ella, siempre elogiando su buen ambiente, gran organización y destacando la "subida mortal" al Alto de la Sierra de las Cabras. Y como tras el verano toca volver a ponerse en forma de cara a la nueva temporada, decido que esta edición de la 1/2 Maratón Alpina Al-Mudayna puede suponer un objetivo interesante para entrenar con más motivación, así como un buen test para probar cómo vamos de fuerzas.

  Un perfil interesante, a la par que exigente, nos iba a llevar a acumular más de 1000m. de desnivel positivo en los casi 22km. del recorrido, tomando la salida desde el Torreón de la Jorquera, para pasar la Sierra de las Cabras, el Collado de los Bolos y terminar sufriendo camino de la meta en la Almudema a través de una última zona bien conocida por ser uno de los mapas de orientación más interesantes de nuestra región.

Perfil Media Maratón Alpina.
  A las 11:00, con el Sol en todo su esplendor y una sensación de "pegajosa" humedad a causa de las intensas lluvias de los días previos, tomábamos la salida de la Media Maratón Alpina. Se sale rápido, demasiado rápido ya que el terreno invita a correr mucho al principio.

  Llego al km.4 en 5ª posición y comienza la subida. No tengo muy buenas sensaciones en las piernas pero consigo encontrar un ritmo en el que voy más o menos cómodo. Corremos por una pista que cada vez se inclina más y me pasa el ganador de la pasada edición, al que no puedo seguir. La subida es llevadera... hasta que se acaba la pista, giramos a la derecha y cogemos una vereda durísima en la que más que andar tienes que gatear y ayudarte constantemente de las manos. Las piernas sufren pero ahora me encuentro con fuerza. Por fin se ve la luz arriba y ya estoy en el famoso Alto de las Cabras

Aproximación a la Sierra de las Cabras.
  Recupero un poco y llegan un par de kilómetros de crestear donde la senda se pierde y hay que correr por encima de las afiladas rocas al más puro estilo orienteer. Me divierto mucho en esta parte. A continuación bajada técnica que solvento bastante bien, eso sí, entre gritos pidiendo "paso" a los senderistas que amablemente se apartan y me animan. Terminando la bajada por una zona muy descubierta, de repente, te das de golpe con la siguiente subida y ves desde lejos la "serpiente multicolor" que forman los senderistas por delante. ¡Qué bonito!

  Se me hace duro el final de la subida al Collado de los Bolos y mi mente se relaja pensando que ya había pasado lo peor... ¡qué equivocado estaba! 

  Viendo el perfil, parece claro que prácticamente los siguiente son unos 5 kilómetros de bajada, pero esos pequeños "repuntes" me hacen muchísimo daño en la musculatura y llego abajo muy tocado física y mentalmente. En el horizonte se ve, aún a lo lejos, la cuesta de las banderas (Alto Derramadores) pero una pequeña subida previa al Alto del Pinar (justo entrando en el mapa del Costa Cálida 2013) me termina de destrozar. 


  Me tomo un gel y parece que me espabilo un poco, pero las piernas ya no responden, teniendo que andar en el momento que el terreno se inclina unos pocos grados. Llego a la cuesta de las banderas y casi los ciclistas (con la bici al hombro) suben más rápido que yo. Voy en modo loser

  Aún queda toda la bajada y yo ya no puedo alargar la zancada, además he perdido dos posiciones más. Ya me da igual el tiempo, la clasificación o lo que sea, sólo quiero llegar. Por fin, a lo lejos, la Almudema. Puffff.

Clasificación general. Top10.
  Bueno, ya en frío, es cuando hay que sacar conclusiones. Lo primordial de esta aventura es que, pese a lo mal que lo pasé al final, ha sido una experiencia muy bonita en la que he disfrutado mucho y que espero repetir el próximo año con mejor resultado. 

  Cosas por mejorar, dos fundamentalmente: 
     1) Hay que hacer entrenos más largos. 
     2) ¡Hay que aprender a andar rápido! (creo que soy el ser humano que más lento anda).

  ¡El año que viene no me la pierdo!