lunes, 22 de junio de 2015

Trail Nocturno del Portazgo: Fly me to the Moon

Hacia la mitad de prueba, con las luces de Cieza a la izquierda.

  Hace poco vi un meme circulando por Internet que me hizo mucha gracia, decía: "Te quiero tanto que por tí aguantaría un verano en Murcia". Y es que cuando el calor empieza a apretar de verdad en nuestra hermosa región, se hace bastante complicado entrenar con calidad y mantener la motivación ON de cara a las interesantes citas que aún quedan este verano, especialmente el O-Ringen en Suecia. Por ello, a esta altura de temporada, para mí resulta imprescindible marcarme pequeños objetivos a corto plazo y carreras como el Trail Nocturno del Portazgo son caramelos que uno no puede dejar pasar. Me habían hablado muy bien de esta prueba, y tanto el perfil como el recorrido me iban bastante bien, así que cargamos el frontal y a disfrutar de la noche ciezana desde la Atalaya.

  Este año, como novedad, durante el recorrido íbamos a tener la oportunidad de disfrutar de actuaciones en directo de diferentes grupos locales: música en directo, actores caracterizados,... que amenizaban los casi 16 kilómetros de los que constaba la prueba. ¡Una pena tener que pasar tan rápido! 

Perfil de la prueba (según mi GPS)

    Se da la salida y se sale bastante rápido. Yo me coloco 3º o 4º controlando un poco y tratando de no comerme el millón de mosquitos que había en la ribera del río durante los primeros 500 metros. Ya en la primera subida antes del km1 el grupo comienza a estirarse y me coloco 2º, viendo como el corredor de delante me coge unos metros. Intento no forzar demasiado al principio porque sé que la parte más dura del recorrido está del km2 al km3 y quiero llegar con la musculatura relajada para poder subir con fuerza. Comienza la subida y consigo un buen ritmo, encontrándome cómodo y con fuerza, y paso al corredor que encabezaba la prueba a mitad de la subida. Sigo exprimiéndome y llego arriba con ventaja. No quiero mirar hacia atrás y llego a la bajada del zig-zag que hago a tope para incrementar el hueco antes de la siguiente subida que será más tendida. 

Llegada a la Ermita de la Virgen del Buen Suceso.

  Me sigo sintiendo con mucha fuerza y los kilómetros pasan rápido, y casi sin darme cuenta estoy en la última subida. Es el km11 y prácticamente está todo hecho, solo queda bajada poco técnica y el paso por la Ermita, donde hay mucha gente animando y me da tiempo a comprobar que el hueco con los siguientes es bastante grande. Así que controlo un poco el ritmo en la bajada y puedo disfrutar de las magníficas vistas de la Cieza nocturna mientras me acerco a la meta. Ya se oyen los tambores y encuentro a mucha gente animándome en el último kilómetro del recorrido. Bonita sensación al llegar a meta y saborear la victoria y las buenas sensaciones físicas en una prueba tan divertida.

Entrada a meta con victoria.

  Cabe destacar también el excelente trabajo de la organización que consiguió que disfrutáramos de lo lindo durante todo el recorrido, la señalización era impecable y cuidaron hasta el más mínimo detalle para que los corredores nos sintiéramos como en casa. Enhorabuena y yo repito el próximo año.

Clasificación general (top10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tú sabes quién soy yo, para estar en igualdad de condiciones, por favor FIRMA TU COMENTARIO.