martes, 8 de marzo de 2016

Trofeo Sierra de Líjar: Sin mucho que contar...


  No ha sido este un buen fin de semana para mí en tierras andaluzas. Las molestias en la rodilla aparecieron de nuevo durante la semana y llegué a Algodonales con la cabeza en otros asuntos. Aún así, llegaba con ganas de competir, pero cuando tu cerebro no está bien preparado para ello, en este deporte es imposible que las cosas salgan como pretendes.


----- Etapa 1, "Larga" distancia -----
  Una intermedia más que una larga (7.4km) es lo que nos proponían para la primera etapa.

  No son malas las sensaciones en el calentamiento, pero nada más salir y empezar a pelear con el desnivel me doy cuenta de que no estoy haciendo orientación, sino que voy más pendiente de la rodilla y apenas leo el mapa. 

  No se ni por dónde voy camino al primer control, y llegando al segundo, de repente me paro... no quiero seguir corriendo...

  Una sensación realmente desagradable... desmotivación, apatia,... El caso es que sigo trotando de vuelta y trato de reflexionar acerca de lo que ha ocurrido. La cara de la foto lo dice todo.


----- Etapa 2, distancia Sprint -----
  Para el sprint nos íbamos hasta la bonita localidad de Zahara de la Sierra, un pueblecito pintoresco y con mucho desnivel que auguraba una carrera divertida.

  Bastante tocado psicológicamente de la mañana, intento hacer una carrera tranquila, tratando de recuperar un poco la confianza y gestionar esas malas sensaciones.

  El recorrido es muy  interesante e intento no caer en las numerosas "trampas" que, como es habitual en un gran trazador como Antonio Guerrero, nos había planteado para que no pudiéramos perder la concentración ni un solo segundo.

  No voy demasiado rápido, trato de tener todo bajo control y sólo pierdo algo de tiempo en un par de controles por tener que bajar mucho el ritmo para leer. Me falta mucha agilidad aún en este tipo de pruebas.


Resultados Sprint .


----- Etapa 3, distancia Media -----
  La distancia Media era la oportunidad perfecta para volver a entrar psicológicamente en carrera y buscar de nuevo los automatismos y la fluidez que había perdido.

  Salgo bien, aparentemente concentrado y controlando todo para no cometer errores.

  Camino al control 4 me enredo un poco en el rallado, fallo unos segundos en la entrada al control y... crash... mi cerebro se vuelve a apagar.

  Camino al control 5 dejo de leer el  mapa y voy totalmente descontrolado... Ahí termina mi carrera. Hasta el final, imprecisiones y poca concentración, llegando a meta, de nuevo, bastante desilusionado y con la sensación de que tengo mucho trabajo psicológico por delante si quiero volver a competir en serio.

Mapa Media.
Resultados Media.



  Tiempo de introspección, reflexión y trabajo desde lo más básico. Volveremos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tú sabes quién soy yo, para estar en igualdad de condiciones, por favor FIRMA TU COMENTARIO.